Son el último avance en el sistema de colocación de extensiones, ya que su aplicación se realiza por bloques.

Se aconseja cortar las extensiones en bloques de 4 ó 5 centímetros.

Su mayor ventaja es que se pueden colocar y quitar tantas veces como se desee sin dañarlas, tan sólo deberás cambiar la cinta de doble cara en los dos bloques contrapuestos y, junto a una pequeña cantidad de tu propio pelo (se coloca en medio), forman el denominado “sándwich” (expresión popular).

TENEMOS MÁS DE 20 COLORES A TU DISPOSICIÓN. HAZ CLIC EN SELECCIONAR OPCIONES Y ENCUENTRA EL TUYO.

Mostrando el único resultado